FONABOSQUE TE BRINDA CONSEJOS PARA CUIDAR EL PLANETA

hacer-compost-casero-1_opt

Restos de comida, frutas, verduras, hojas, cáscaras de huevo o café son algunos de los residuos que pueden reutilizarse como materia prima para fabricar compost casero.

 

El compost es un abono cargado de nutrientes que nos sirve para abonar el jardín o las plantas que tengamos en casa, una alternativa mucho más respetuosa con el medio ambiente que los fertilizantes químicos. La transformación de la materia orgánica se lleva a cabo con el compostaje.

 

Son muchos los beneficios que tiene el compost casero para nuestro Planeta. El más importante de todos es el cierre del ciclo de la materia orgánica, recuperando un recurso valioso para los suelos escasos de materia orgánica con unos desechos que no se destinan a rellenos sanitarios, ni incineración. Se contribuye así a desterrar nuestro sobreconsumo lineal de extraer, consumir y tirar.

 

Elabora tu propia composta

 

Prepara la mezcla

 

Tu composta debe tener cuatro elementos:

 

  1. Es la mezcla de hojas secas, ramas, aserrín, pedazos de madera y periódico triturado.
  2. Restos orgánicos, hierba, residuos vegetales.
  3. Esta dará cuerpo a las mezclas anteriores.
  4. Tener la cantidad adecuada de agua, verdes y marrones es la premisa básica de la composta

 

NOTA: Tu montoncito de composta debe tener la misma cantidad de marrones y verdes.

 

Prepara el lugar

 

En jardín: seleccione un lugar seco con sombra, pero con acceso a una fuente de agua y cava un hoyo. El tamaño dependerá de la cantidad de composta que vas a hacer.

 

Dentro de casa: selecciona un bote de basura del tamaño de la composta que piensas hacer. Haz hoyitos de menos de un centímetro en la parte inferior y a los lados del mismo. Coloca el bote dentro de otro de mayor tamaño, separado por un ladrillo en la parte inferior. Esto ayudará a la ventilación. Rodea el ladrillo con una capa de madera, y ramitas. Envuelve el bote que contiene la composta para mantenerla caliente.

 

 

cuyun-compost_999_750

Empieza a compostear

 

Paso 1. La capa inferior debe ser de ramas y trozos de madera, esto ayudará a la ventilación.

 

Paso 2. Alterna las capas de desecho de jardín con los restos de comida, colocando una capa de tierra entre ellas. Mantén húmeda la mezcla y revuélvela cada dos semanas.

 

Paso 3. Cubre la composta con lona o tapa para mantenerla húmeda y caliente.

 

Lista para usarse

 

Entre seis y ocho meses después del inicio del proceso, podemos comenzar a extraer nuestro compost casero del fondo del contenedor. Sabremos que está maduro por su agradable olor a tierra de bosque. Tras dejarlo reposar unos días, ya lo tendremos listo para abonar nuestras plantas con los mejores nutrientes.

 

Consejos de experto

 

  • Trata de controlar la exposición al sol para mantener la humedad.
  • Si notas olor a amoníaco, significa que hay demasiada mezcla verde y poca marrón. Puedes agregar hojas secas.
  • Si notas un olor a podrido, significa que hay demasiada humedad y poco oxígeno. Añade materia seca.
  • Para evitar moscas y mosquitos de fruta entierra un poco los restos de cocina.

 

No
Frutas y verduras Ceniza de carbón
Cáscaras de huevo Huevo
Café molido Carne, huesos y pescado (produce malos olores)
Bolsitas de té Restos de poda con fertilizantes químicos
Cáscaras de frutos secos Excremento de animales
Periódico, cartón y papel en tiras Plástico y aluminio
Recortes de césped
Plantas y flores
Paja

 

 

FUENTES:

http://media.metroscubicos.com/media/2016/02/23/compostainfo.jpg

Cómo hacer compost casero