Los bosques son uno de los grandes proveedores de la naturaleza. Además de ser una fuente de agua y seguridad alimentaria, los bosques nos propocionan muchos recursos, como papel y todos sus derivados, medicinas y energía renovable; también se pueden considerar generadores de aire acondicionado de baja tecnología además de efectivos purificadores de aire. Protegen y enriquecen la biodiversidad y son una herramienta importante en la lucha contra el cambio climático.

WhatsApp Image 2019-04-18 at 4.23.29 PM

Aquí hay algunos datos interesantes sobre los bosques y los árboles que tal vez no conozcas:

  1. Los bosques cubren un tercio de la superficie del planeta y albergan más de la mitad de las especies terrestres de vegetales y animales.
  2. Una cuarta parte de las medicinas modernas provienen de plantas de los bosques tropicales, incluyendo dos tercios de todas las medicinas que combaten el cáncer. Además de salvar la vida de las personas, estas plantas medicinales tienen el asombroso valor de 108 000 millones de USD al año.
  3. Los bosques ofrecen una amplia variedad de alimentos nutritivos, como frutos secos, frutas, semillas e incluso insectos, que son ricos en proteínas y en importantes minerales como el calcio y el hierro. Estos productos naturales ayudan a las comunidades forestales y a millones de otras personas a mantenerse sanos.
  4. Los árboles de los bosques son acueductos naturales, redistribuyen hasta el 95% del agua que absorben donde más se necesita. Mantienen el agua en el suelo, evitando la erosión, y luego la liberan de nuevo a la atmósfera, produciendo un efecto de enfriamiento.
  5. Los árboles son un gran sumidero de carbono, con los bosques del mundo se eliminan un estimado de 2,1 gigatoneladas de dióxido de carbono anualmente —o lo que es lo mismo, ¡2,1 millones de toneladas! Esto, sin duda tiene una función fundamental en el equilibrio del ciclo del carbono del mundo y en ayudar a combatir el cambio climático.
  6. Casi 900 millones de personas, en su mayoría en los países en desarrollo, participan en la producción de leña y carbón vegetal. Unos 2 400 millones de personas en todo el mundo, o una de cada tres, utilizan leña para cocinar sus alimentos, haciendo que la energía maderera sea un importante contribuyente a la seguridad alimentaria y a la nutrición. Los combustibles de  madera proporcionan el 40% del suministro mundial de energía renovable de hoy en día —tanto como la energía solar, hidroeléctrica y eólica juntas— y la demanda de bioenergía está en alza.
  7. El mundo está experimentando una pérdida neta de 3,3 millones de hectáreas de superficie forestal al año. Sin embargo, más de 20 países en desarrollo han mejorado sus niveles de seguridad alimentaria manteniendo o aumentando la cobertura forestal. Esto demuestra que no es necesario cortar los bosques para la agricultura con el fin de reducir el hambre, al contrario, tenemos que gestionar los bosques de manera sostenible para que puedan seguir sanos, proporcionar una variedad de bienes y servicios e incluso apoyar la agricultura, la ganadería y la producción pesquera.
  8. Los bosques gestionados de manera sostenible constituyen la principal materia prima para el papel, que es renovable, y uno de los materiales más reciclados del mundo: alrededor del 55% o 225 millones de toneladas de toda la fibra utilizada para la producción de papel proviene hoy del papel recuperado.

Está claro que los bosques son importantes para mantener la vida en la Tierra y son el origen de muchos productos, como una especie de supermercado natural. Sin embargo, debemos recordar que sus recursos no son ilimitados: ¡Necesitamos cuidarlos y administrarlos de manera sostenible!

Fuente.- Organización de las Naciones Unidas para la
Alimentación y la Agricultura
(FAO)