Según expertos, las campañas de reforestación requieren compromiso institucional y del ciudadano para que los nuevos árboles no sean robados o arrancados.

not

En los últimos años el tema medioambiental ha recobrado importancia en la agenda mediática. En la similar magnitud las campañas de forestación y reforestación urbana a nivel nacional se han intensificado. Sin embargo, los especialistas se cuestionan cuán efectivos pueden ser esos movimientos si los ciudadanos no están conscientes del cuidado de los árboles.

A ello se suma la observación de que, en lo posible, es preciso comenzar a forestar con especies nativas. “(En La Paz) tenemos una composición que no es funcional, simplemente colocamos un árbol sin saber qué es lo que queremos en ese lugar y para qué”, afirma el biólogo Donovan Osorio.

Por otra parte, en Bolivia, por cada 20 árboles que se talan se planta sólo uno. Esa reflexión corresponde al director general ejecutivo del Fondo Nacional de Desarrollo Forestal (Fonabosque), Mike Gemio, en una publicación de un diario paceño.

Desde 2007 hasta este último noviembre se generaron varias campañas de reforestación. En este tiempo, los principales actores fueron la Alcaldía de La Paz, la empresa estatal Mi Teleférico, el ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) así como centros educativos como, por ejemplo, la Universidad Tecnológica Boliviana (UTB), entre otros. Datos de esa casa de estudios indican que en los últimos años Bolivia tuvo más de seis millones de plantines nuevos.

Según la Alcaldía, sólo entre 2007 y 2014 realizaron siete campañas de reforestación. El saldo de esas intervenciones fue, aseguran, 176.166 árboles de 24 especies plantados en 23 distritos de la ciudad. En octubre de 2017 se inició un nuevo plan de forestación que contemplaba 40 áreas verdes y cuya meta era llegar a 8.000 plantines.

En tanto que el 6 de enero de este año el MMAyA, Fonabosque y Mi Teleférico lanzaron la campaña “Deditos verdes” con el fin de plantar 20.000 árboles en la urbe paceña. La apuesta subió el 19 de noviembre cuando con la campaña “Mega100bra”, Mi Teleférico anunció que se plantarán 100 mil árboles en La Paz hasta marzo de 2019.

“Esta campaña no va funcionar si no hay el compromiso de más instituciones, si no hay el compromiso de la población. (…) El año pasado plantamos 7.000 árboles, pero cuando vamos a mirar los arbolitos, muchos de ellos descuidados, abandonados, muchos de ellos se los habían robado, pisoteados. Así no sirve de nada plantar árboles y no cuidarlos”, reflexionó el gerente de Mi Teleférico, César Dockweiler, en esa última ocasión.

Ese pensamiento es compartido desde el ámbito del activismo y de la academia. La bióloga e investigadora Jasivia Gonzales considera que el trabajo parte de cada uno. “Antes de pensar en reforestación, hay que trabajar en educación para que la gente no vea a un área verde como basurero”, comenta.

Luego de lanzar la campaña “Adopta un árbol” los últimos días de noviembre, Mike Gemio de Fonabosque explicó que no basta con que las personas planten árboles, sino que es necesario que se hagan cargo. Esto, afirma, para ser responsables y contrarrestar la contaminación que genera cada persona.

Por eso, esa campaña de Fonabosque consiste en plantar un árbol, sacarle una fotografía, subirlo a las redes sociales y retar a alguien para que haga lo mismo. La idea es generar conciencia de la importancia de cuidar los árboles y no sólo  plantarlos y dejarlos.

Para la Secretaria Municipal de Gestión Ambiental, Mariana Daza, es menester contar con una política nacional de conservación más que sólo apuntar a simple forestación. Esto debido a que, a su juicio, “la política nacional en tema de bosques es extremadamente débil”. Estas declaraciones corresponden a su participación en las V Jornadas Ambientales en La Paz hace un par de meses.

Como parte de las acciones relacionadas, aparte de las campañas de reforestación, Daza explica que la empresa municipal Emaverde ya está produciendo especies nativas en los viveros. Añade que se está trabajando con un Plan Maestro de bosques y áreas verdes y en la elaboración de un “Censo de árboles”.

FUENTE: https://www.paginasiete.bo/especial01/2018/12/13/sin-conciencia-ciudadana-la-reforestacion-no-tiene-sentido-202965.html#!